martes, 4 de mayo de 2010

Cuba crea un videojuego de realidad cubana frente a la influencia extranjera

Un cubano navegando por internet en La Habana.

Un cubano navegando por internet en La Habana. Un videojuego que recrea la forma de vida de los cubanos, con fotos de Fidel Castro y el Che Guevara colgadas en las casas, televisor y refrigerador chinos, colas y bodegas, fue creado por expertos para contrarrestar la creciente influencia de culturas extranjeras en la juventud de la isla.

Un videojuego que recrea la forma de vida de los cubanos, con fotos de Fidel Castro y el Che Guevara colgadas en las casas, televisor y refrigerador chinos, colas y bodegas, fue creado por expertos para contrarrestar la creciente influencia de culturas extranjeras en la juventud de la isla.

'La familia', concebido para menores de 12 años, es el primer videojuego cubano en formato de tercera dimensión (3D), creado por técnicos de la red de clubes donde jóvenes y niños reciben clases gratis de informática, informó este jueves el diario Juventud Rebelde.

El gestor de la idea, Enrique Rodríguez, técnico-instructor de un Joven Club de la central provincia de Ciego de Ávila, explicó que el equipo de diseñadores acordó que "el ambiente del juego tendría que ser de la Cuba actual, con objetos, construcciones, problemáticas y situaciones próximas a las que viven los cubanos".

"Hoy los jóvenes se acercan a videojuegos extranjeros e interactúan más con una cultura ajena a la nuestra. Y eso hay que cambiarlo sin imposiciones y con mucha creatividad", dijo Deynis Álvarez, instructor principal del Joven Club del municipio de Florencia, en Ciego de Ávila.

El software contempla diferentes niveles de complejidad para las tareas que deben resolver a diario los cubanos, con problemas particulares como el transporte o la escasez de alimentos.

Aunque el acceso a internet está limitado en Cuba, según el gobierno por el embargo de Estados Unidos y de acuerdo con Washington por control de la información, los jóvenes cubanos tienen cada vez más contacto con el exterior a través de familiares y amigos emigrados, televisión por satélite ilegal y la llegada de miles de turistas.